La piel es el órgano vivo más grande que tenemos y va cambiando conforme vamos creciendo. Experimenta cambios de acuerdo a la edad, genética y a factores externos como el clima, todo dependiendo también del tipo de piel que tengamos, sea seca, grasa, normal o mixta. 

Todas las personas quisiéramos saber cuál es la receta para tener una piel radiante y perfecta y, si bien, no existe una fórmula mágica, te puedo asegurar que cada etapa tiene sus propios cuidados que, siguiendo al pie de la letra, seguro te aportarán los nutrientes necesarios para mantenerla sana. Debo mencionar que es importante cuidar la piel de acuerdo a tu edad, así como elegir los productos apropiados, pues de ello dependerá una correcta protección de la misma.

¿Te ha pasado que te miras al espejo y hay ciertas cosas que te gustaría cambiar? Que si las patas de gallo, la arruguita junto a la boca, estrías, etc., etc… Lo más seguro es que no seas la única persona que lo haya pensado, pues todas alguna vez hemos pasado por eso y si bien, hay cosas de que no podemos cambiar como la estatura, facciones, las marquitas, entre otras cosas, lo que sí podemos hacer es trabajar en cuidar mucho de nuestro cuerpo y piel para estar sanas y contentas, pues cuidar tu piel, habla de lo bien que te sientes contigo misma, de la importancia que te das y de cuánto te quieres. 

 

Entonces, ¿qué puedo hacer para proteger mi piel?

Como decía mi abuela. Lo primero y más importante es: quiérete y mucho. Acéptate tal cual eres, acepta tus rasgos, tus marcas, cicatrices, todo. Porque es lo que te hace única y especial. 

¿Recuerdas que en uno de nuestros artículos anteriores mencionamos que los pasos básicos más importantes para el cuidado de la piel es la limpieza, hidratación y la protección solar? Bien, eso lo vas a llevar presente en cada etapa de tu vida, así que no lo olvides. 

A tus 20’s: 

A esta edad tal vez no sufras mucho de problemas de la piel, pero es una etapa clave para comenzar a cuidarla y mantenerla sana a lo largo de los años. 

  • Utiliza astringentes o tónicos hidratantes que aporten luminosidad. Como Agua de rosas o Agua de hamamelis,  por ejemplo. 
  • Si padeces o padeciste de acné, puedes utilizar Cold cream baba de caracol para desvanecer aquellas cicatrices. 
  • Regla de oro de la abuela: Evita dormir maquillada.

 

 

 

A tus 30’s

Seguramente en esta etapa ya te comiences a preocupar más por cuidar tu piel, ya que es cuando los primeros signos de la edad empiezan a hacerse visibles. 

  • En esta etapa nuestro organismo disminuye la producción natural de elastina y colágeno, por lo que es importante que añadas Cold cream premium a tu rutina que aporta flexibilidad y elasticidad tanto para cara y cuerpo. 
  • Añadir retinoides a tu rutina ayudará a mejorar la textura y el tono de la piel.

 

A tus 40’s

En estos momentos probablemente ya tengas una que otra arruguita y tal vez notes tu piel un poco más seca y aparición de algunas manchas, pero no te preocupes. 

  • Utiliza cremas que aporten máxima hidratación.  La Cold cream premium, seguirá siendo tu gran aliada. 
  • Procura productos que contengan aceites vegetales, ya que previenen la pérdida de elastina y aportan elasticidad y vitalidad a la piel. Puedes utilizar Cold cream colágeno y almendras.

 

 

De 50 en adelante

Ya que la capacidad de retener la hidratación disminuye, además de la pérdida de elasticidad y las arrugas, se hace presente la flacidez y la falta de firmeza, tanto corporal como cutánea.

  • Hidratación y más hidratación. Para solventar la sequedad y la pérdida de lípidos, así como la firmeza y las hiperpigmentaciones. 
  • Cremas para tu cuerpo que ayuden a prevenir varices y piernas cansadas. Cold cream castaño de indias es la mejor opción. 

 

Cuidados generales:

  • Realiza ejercicio físico. Además de ser un aliado para tu salud, es excelente antioxidante. 
  • Aliméntate sanamente. Llevar a cabo una dieta sana, variada y equilibrada. 
  • Mantente hidratada. Toma de 2 a 3 Litros de agua al día.
  • Hábitos. ¿Sabías que el 80% del envejecimiento de nuestra piel es causado por factores externos como el tabaquismo, alcohol, nutrición, estrés y falta de cuidado apropiado de la piel? Un pretexto más para cuidarte. 

 

Recuerda que, para verte bien, debes sentirte bien. La fórmula para verte bella, es cuidarte y quererte mucho. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *